Archivo

Archive for the ‘Apple’ Category

LocalizaTodo 2.0 para iOS ya está disponible… y una actualización va en camino

Por fin, y tras unos cuantos tropiezos, LocalizaTodo 2.0 para iPhone, iPad e iPod Touch ya está disponible en el AppStore. A continuación, las novedades y las anécdotas de este lanzamiento.

Y mira que le dí vueltas y vueltas, intentando asegurarme (aunque todos sabemos que es imposible) que todo iba a funcionar bien y a la primera. Pero no, como ya sabemos Murphy es un cachondo y nada mejor que un montón de usuarios jugando con las nuevas versiones para descubrir un problema que había pasado totalmente desapercibido.

Pero primero, vamos a las novedades. Como ya podréis imaginar, LocalizaTodo 2.0 (al igual que su hermano para Android) ya dispone (por fin!) de su correspondiente “mini-WayTRKR” integrado que permite publicar la posición de uno en línea y así poder ser localizado tanto por otros usuarios de LocalizaTodo Mobile como desde la web de LocalizaTodo:

LTM-IOS-20-01

Otro cambio que notaréis es que ahora, además de mostrar la dirección postal en vuestra posición, también la muestra para todos los demás… cuando su perfil sea “peatón” o “vehículo”!!

Acceder al tracker integrado es sencillo: hay un botón dedicado en la misma pantalla principal que abre la pantalla de configuración:

LTM-IOS-20-02

Para la mayoría de los usuarios de WayTRKR en general y de LocalizaTodo Mobile en Android, todo será muy familiar, excepto la última opción: poder definir la precisión del track. Esta opción permite decidir cuánta batería queremos gastar (a cambio, claro está, de la calidad del track). El problema del GPS es su enorme consumo de energía, que acorta la vida de la batería de forma dramática. LTM para iOS puede hacer track tanto con redes celulares y WiFi como con GPS.

Seleccionando “Nunca”, LTM sólo empleará las redes celulares y WiFi para obtener una ubicación. Esto permite mantener activo el track permanentemente sin que nos quedemos sin batería en pocas horas. La calidad de la ubicación dependerá de la cobertura móvil (sobre todo cuántas antenas pueda “ver”) y de los puntos de acceso WiFi que se vaya encontrando, pero es con diferencia la mejor opción en entornos urbanos, donde muchas veces (sobre todo en calles estrechas) es prácticamente imposible obtener un fix GPS.

Las opciones “En ejecución” y “Siempre” activan el receptor GPS. Con la primera opción el tracker de LTM activará el GPS cuando la aplicación esté en uso, pero volverá a la modalidad de bajo consumo una vez que se cierre y nos pongamos a hacer otra cosa. Y como habréis podido imaginar, la opción “Siempre” hace que el GPS esté permanentemente encendido (ojo con la batería!). Eso si: el track va al centímetro.

Mi ubicación

Un pequeño cambio, pero muy útil: al pulsar sobre nuestra propia ubicación aparecerá la información que tengamos publicada en ese momento, pudiendo ver de forma sencilla si el track está activo y el momento en que se ha enviado la última actualización. En la primera imagen sólo se presenta la información de la ubicación actual, en la segunda se presentan también los datos que está viendo el “resto del mundo”:

LTM-IOS-20-04

El ID de dispositivo…

Esa es una larga historia. Hasta iOS 4 (creo recordar), el sistema operativo ofrecía a las aplicaciones una “firma digital” única para el teléfono, al igual que hace Android o el difunto Windows Mobile. El problema es el mal uso que se ha hecho de ella: muchas aplicaciones usan esa firma “tal cual” con lo que es posible hacer un seguimiento de las actividades de los usuarios. Visto lo visto, Apple cortó esa forma tan poco elegante de identificar al personal y de hecho cualquier aplicación actual que use esa firma no es aceptada en el AppStore. Había que buscar alternativas.

Lo único que se me ocurrió fue algo parecido a lo que tuve que montar en Android y su famoso “bug del ID repetido”: generar una firma aleatoria y guardarla en alguna parte. Y de hecho es lo que estoy haciendo y la verdad es que funciona muy bien, con una ventaja adicional: al usar el almacén de seguridad del teléfono (el ID va encriptado) se guarda con los backups de iTunes. Así que ya sabéis: cuando cambiéis vuestro iPhone 4 por un flamante iPhone 4S (o lo que venga) y uséis iTunes para guardar todo lo que teníais en el teléfono viejo y lo reinstaléis en el nuevo, vuestro ID de dispositivo irá con vosotros. Una comodidad más.

Por cierto y para los curiosos: si queréis conocer vuestro ID de dispositivo (muy útil para hacer búsquedas de recorridos en la web de LocalizaTodo, lo tenéis en la pantalla de “Acerca de”:

LTM-IOS-20-03

Y las pegas?

La primera, que nos hizo perder un par de días, fue un problema “semántico”: tras la semana de espera habitual hasta que llega el momento de la revisión, recibo un email de Apple en el que se me indica: “la aplicación ha pasado la certificación pero no puede publicarse por un error en los metadatos”. Arrea. Lo primero que pensé es si había utilizado un XCode “beta” (que no se pueden usar para subir aplicaciones al AppStore) o algún parámetro erróneo en el info.plist (cantidad de problemas si metes la pata con alguno de sus contenidos) o cualquier otra cosa. El email me dirige al “centro de resoluciones” donde obtendré más información acerca del problema.

Con manos temblorosas temiéndome lo peor (“se me ha ido la mano usando el keychain?” ó “estoy abusando del permiso de ejecución en background?”) encuentro la explicación: la aplicación viola el punto 2.16 del proceso de certificación.

Lo espectacular llegó cuando me releí la documentación al respecto y compruebo en qué consiste esa regla: “una aplicación no podrá solicitar un permiso de ejecución en segundo plano y usarlo para otra cosa”. Vamos a ver… LTM solicita permiso para correr en segundo plano para tareas de localización y es precisamente lo que estoy haciendo… dónde está el problema?

Cuando una aplicación solicita hacer algo en segundo plano debe indicar qué va a hacer. Actualmente sólo se permite correr en segundo plano para ofrecer servicios de localización (como LTM), voz sobre IP, música, proceso de descarga en segundo plano del Quisco, manejo de accesorios hardware externos y para servicios de conectividad Bluetooth. Nada más. Y ha habido aplicaciones que han intentado usar los permisos de ejecución en segundo plano para hacer “otras cosas”, como por ejemplo solicitar “ejecución en segundo plano para reproducir audio”, cuando lo que realmente hacen es actualizar un feed RSS o de Twitter sin reproducir ningún tipo de música. Ese tipo de aplicaciones son rechazadas, precisamente, por violación del punto 2.16. Pero… y LTM?

Profundizando en la documentación, encuentro la causa real: no he incluido en la descripción del producto un aviso haciendo saber al usuario que si usa el GPS en segundo plano la duración de la batería será acortada “dramáticamente”. En este momento no sabía qué pensar. “Qué tiene ésto que ver con la regla 2.16?”. Respuesta fácil: absolutamente nada. De hecho, en absolutamente ninguna parte de la guía de certificación se exige este aviso.

Me parece estupendo (sinceramente) el esfuerzo que hace Apple por dar la mejor experiencia posible a sus usuarios, pero esta anécdota simplemente me demuestra que la guía de certificación tiene que ser más dinámica y ahora se están aplicando reglas que aún no están definidas pero SI son efectivas. No se pueden aplicar reglas no escritas, que ya es bastante duro cumplir con las que sí lo están.

La otra pega es muchísimo más tonta, pero lamentablemente muy llamativa: LTM procesa incorrectamente las descripciones que incluyen caracteres internacionales (aunque los maneja estupendamente en cualquier otra parte, como por ejemplo las direcciones). El problema lo tienen tanto LTM para iOS como para Android, y ambas versiones ya están corregidas: la versión Android estará disponible en unas horas y la versión iOS ya está en proceso de certificación (otra vez!!).

Y ahora qué?

Lo principal es corregir ese problema tan llamativo y que cualquier “Muñoz” pueda sentirse orgulloso de su apellido (y su eñe) y usarlo con libertad para publicar su posición. Y lo siguiente será completar la familia: la versión 2.0 de LTM para Windows Phone 7… ¡que ya toca!

Los que ya tengáis LTM para iOS seguramente ya lo tendréis actualizado. Para los que no, podéis descargarlo desde aquí – si todavía veis “versión 2.0.0” ya sabéis: se está certificando.

Anuncios

XCode 4.2 vs. iPhone 3G: todavía se puede

Esperaba que el menguado soporte a los procesadores ARMv6 volviese en la versión definitiva de XCode 4.2, pero no fue así: Apple aparentemente sólo soporta ahora los procesadores a partir del iPhone 3GS. Afortunadamente, todavía se puede usar la última herramienta de Cupertino para desarrollar para nuestros iPhone 3G e iPod Touch de segunda generación.

SadIphoneDurante la beta de iOS 5 (y XCode 4.2) se ha notado que el soporte para los procesadores con el juego de instrucciones ARMv6 era cada vez menor. Si el iPhone original y los iPod Touch de primera generación ya se quedaron fuera al no ser actualizables a iOS 4, los siguientes en la lista eran el iPhone 3G y el iPod Touch de segunda generación. El reemplazo del compilador GCC por el nuevo LLVM 3.0 ha traído muchas ventajas a los desarrolladores, pero todos los esfuerzos de Apple se han centrado en los procesadores basados en el núcleo Cortex (con juego de instrucciones ARMv7) y han dejado de lado las plataformas anteriores. Quizá para los nuevos desarrollos orientados a iPhone 4 e iPad no sea mucho problema, al orientarse hacia iOS 5, pero si deseamos seguir soportando iOS 4 al completo toca buscar alternativas.

La primera y principal, es no dar el salto por el momento a XCode 4.2. Espero que hayáis guardado la instalación de versiones anteriores de XCode (muy recomendable como práctica habitual) y sigáis compilando vuestros proyectos con el SDK de iOS 4/4.2 con el compilador GCC. Es la forma más segura y fiable para obtener software que funciona a la perfección en ambas plataformas y obtener el mejor rendimiento de ambas.

El problema aparece al querer aprovechar funcionalidades nuevas aparecidas en iOS 5: toca emplear el nuevo SDK en XCode 4.2 y hacer código que determine el sistema operativo en tiempo de ejecución. No hay absolutamente ningún problema con eso, y está perfectamente documentado cómo hacerlo. Lo malo es que si comprobamos las opciones del proyecto veremos que sólo aparece una arquitectura disponible: ARMv7. Si se crea un nuevo proyecto y se intenta ejecutar sobre un iPhone 3G o iPod Touch de segunda generación, seremos castigados con el mensaje “application executable is missing a required architecture. At least one of the following architecture(s) must be present: armv6”.

Primer paso: vuelta al ‘fat binary

El primer paso a realizar en nuestro proyecto para volver a ser ejecutables en las plataformas más veteranas, es volver a agregar soporte a los procesadores basados en el juego de instrucciones ARMv6 y los ejecutables “fat binary”. Los ejecutables de este tipo se compilan varias veces, cada una de ellas para una arquitectura hardware distinta, y los ejecutables se empaquetan todos juntos. Al incorporar dos binarios completos, se pueden hacer optimizaciones específicas a cada plataforma e incluso emplear opciones de compilación diferentes.

Al seleccionar el proyecto en XCode podremos ver que en la nueva versión 4.2 sólo aparece una arquitectura: “Standard ARMv7”. Para agregar soporte a ARMv6 basta con hacer click sobre la línea de “Architectures” y seleccionar “Other…”:

Xcode-settings-1a

Pulsando el botón ‘+’ agregamos la arquitectura ‘armv6’. Finalmente, editamos la entrada “$(ARCHS_STANDARD_32_BIT)” y la reemplazamos por “armv7”:

Xcode-settings-1b

Haremos exactamente lo mismo en la sección “Valid Architectures”. Si seleccionamos los targets del proyecto los cambios deberían aparecer también, pero siempre está bien comprobarlo y realizar los cambios manualmente en caso de que no se propaguen de forma automática. El resultado final aparecerá así, tanto en la sección de Proyecto como de Targets:

Xcode-settings-1

La opción “Build Active Architecture Only” debe estar desactivada, para que XCode genere siempre el código para todas las arquitecturas, y no solamente para el target actual seleccionado.

Segundo paso: selección de compilador

Mientras que en las versiones antiguas de XCode se podía elegir entre GCC y LLVM, en la nueva versión de XCode disponemos de LLVM 3.0 (como opción predeterminada) y LLVM GCC 4.2 que tampoco ofrece muchas ventajas en nuestro caso. Así que optaremos por el compilador LLVM 3.0:

Xcode-settings-2

Tercer paso: deployment target

No nos olvidemos de recordar a XCode que queremos que tenga en cuenta los dispositivos con iOS 4 al depurar nuestras aplicaciones. En este ejemplo seleccionamos iOS 4.2, que es la última versión del sistema operativo que se puede ejecutar en el iPhone 3G, aunque se puede seleccionar iOS 4.0. (Si optamos por esta última opción, hay que añadir soporte de depuración por medio de la opción en Xcode > Preferences > Downloads).

Xcode-settings-3

También toca echarle un vistazo al archivo .plist del proyecto y, o bien quitar cualquier requerimiento del mismo hacia las plataformas ARMv7 eliminando totalmente los requerimientos de arquitectura, o agregar manualmente soporte para la dos: ARMv6 y ARMv7:

Xcode-settings-5

Cuarto paso: ajustar el optimizador de LLVM o donde empiezan los problemas

Aquí es donde más se nota que el compilador LLVM realmente no se preocupa por las plataformas más veteranas. Lo más probable es que, si paramos en este punto, nuestro programa funcione perfectamente en modo “Debug”, pero o bien no arranque dando extrañísimos errores o bien tenga un comportamiento de lo más errático en un iPhone 3G cuando compilemos en modo “Release”, aunque funcione perfectamente en un iPhone 4. Por qué? Para resumir: el optimizador del compilador LLVM está roto para las arquitecturas ARMv6 y el código que genera, simplemente, contiene errores.

Afortunadamente, XCode nos permite especificar ajustes independientes para cada arquitectura, así que podemos evitar el problema al generar el código para la arquitectura ARMv6. Para ello, tanto en las opciones de Proyecto como de Target, localizaremos las opciones de optimización. Normalmente, al expandir la sección, veremos opciones para “Debug” y “Release”, con las optimizaciones desactivadas y activadas respectivamente. Para desactivar el optimizador en la versión Release de la arquitectura ARMv6, pulsaremos sobre el botón “+” en la opción release, y agregaremos reglas independientes para ARMv6 y ARMv7: Sin optimizaciones (“None [-O0]”) para la primera y optimizado (“Fastest, Smallest [-Os]”) para la segunda:

Xcode-settings-4

Lamentablemente configurar así el proyecto hará que la versión ejecutable para el procesador más veterano (y menos potente) sea incluso más lenta, al no poder aprovechar las optimizaciones del compilador. Pero por lo menos, dispondremos de un programa que funcionará desde un iPhone 3G hasta un flamante iPhone 4S.

De todas formas y como consejo final: si lo que buscáis es dar soporte sólido a versiones antiguas de los dispositivos o sistemas operativos, mejor seguir utilizando versiones de XCode anteriores a la 4.2 (o XCode 3 para iOS 3), quizá instalados en dos carpetas diferentes y seleccionar el entorno de desarrollo dependiendo del hardware para el que estemos desarrollando. Aunque Apple quiera olvidarse de los iPhone ó iPod Touch más “clásicos”, sus usuarios se merecen este pequeño esfuerzo por nuestra parte.

Aunque lo que realmente deseo es que Apple no se olvide de nuestros dispositivos más veteranos y arregle el optimizador del compilador LLVM en próximas versiones de XCode.

Categorías:Apple, Desarrollo, Tutorial Etiquetas: , , , , , , , ,

Ya no habrá LocalizaTodo para iPad… algo mejor está en camino

Hace meses que estaba buscando ratos para completar la versión para iPad de LocalizaTodo. La versión de iPhone me gusta mucho, pero hay que reestructurar un montón de cosas para la “pantalla grande”. Hace un mes, viendo lo difícil que se estaba poniendo mantener las dos bases de código actualizadas, decidí dar un tijeretazo y empezar de cero: LocalizaTodo 1.3.

En un post anterior ya hablaba de LocalizaTodo para el iPad. La idea se mantiene, pero no como una aplicación aparte: LocalizaTodo ya no es “para iPhone” o “para iPad”, ahora LocalizaTodo es una aplicación Universal y corre en todas las plataformas, aprovechado lo mejor de cada una de ellas. Con la ventaja de que el código principal es idéntico en ambas.

Otra de las cosas que me empujaron a la “complicación” de hacer una aplicación universal eran los usuarios de LocalizaTodo que tienen un iPad y ya compraron el software. No me parece de recibo que tuviesen que comprar otra versión diferente (y volver a pagar por ello) por poder aprovechar realmente su dispositivo, aunque muchos proveedores de software han encontrado en esta mecánica una curiosa forma de “duplicar” beneficios, muchas veces incluso incrementarlos, dado que las versiones “HD” del software (aquéllas destinadas al iPad) suelen ser más caras (a pesar de hacer lo mismo) que sus “hermanas pequeñas de iPhone”. Nosotros no queremos eso.

LTM-U-01

Los usuarios de iPhone apenas van a notar un par de cambios en la pantalla principal una vez tengan instalado (o actualizado) su móvil con la nueva versión. En la barra de herramientas aparece un nuevo botón, que nos permite ubicar nuestra propia posición en el mapa:

LTM-U-02

Además, aprovechando la posición del usuario, ahora todos los elementos que se seleccionen incorporarán un nuevo dato: la distancia desde donde estemos:

LTM-U-03

Además, he cambiado la pantalla de configuración… Sí, la que había era muy mona con ese “page curl” tan simpático, pero estaba todo tan “apretado” que era difícil interpretar y manejar los controles. Ahora la configuración aparece en una pantalla aparte, con más separación entre los distintos elementos.

Pero lo realmente llamativo será lo que ocurra en aquéllos afortunados poseedores de un iPad cuando actualicen la aplicación y sean recibidos con esto:

LTM-U-04

Si, es el mismo programa, el mismo código, todo “igual”… solo que la experiencia no tiene nada que ver (os lo aseguro). Realmente. La posibilidad de poder buscar directamente desde la pantalla del mapa agilizan enormemente el uso del programa, al igual que ajustar parámetros en la configuración:

LTM-U-05

Si todo va como espero, en unos días vuestros iPhones, iPods e iPads (suena raro, no?) os recordarán que tenéis una actualización pendiente – LTM 1.3 ya está en proceso de certificación del AppStore.

Categorías:Apple, Desarrollo, LocalizaTodo Etiquetas: , ,

Ya arranca (y primeras imágenes): LTM para iPad

Ha habido que rehacer más cosas de las que yo hubiese querido, pero ya funciona. Ahora toca la fase de diseño del interface de usuario, y ver qué hacer con todos esos metros cuadrados de pantalla que le dan una nueva dimensión a LocalizaTodo Mobile.

Lo primero que notas cuando haces el primer “port” de la aplicación es que los diálogos que hay que utilizar en las versiones “de bolsillo”, simplemente no funcionan. Demasiado espacio desperdiciado, cuando albergar muchas de esas cosas en la misma pantalla principal es mucho más lógico. No podía ni plantearme reutilizar muchas cosas que había hecho para iPhone pensando que tendrían su uso en el hermano de pantalla grande de la familia.

LTMPad-05El primer salto fue integrar la búsqueda directamente en la pantalla principal. Usar un diálogo separado para ello simplemente “no funciona”, y fue la transición más compleja con diferencia de todo el proyecto, debido posiblemente a ser mi primer contacto con los popovers de iPad. Por cierto, señores de Apple: tanto cuesta documentar cómo obtener una barra de título “estándar” en dichos controles?

Lo segundo (e igual de obvio) es que no podía presentar la información tal y como hago en las versiones pequeñas, reservando un trozo de pantalla en la zona superior: simplemente queda demasiado grande, y el cuadro queda totalmente “desvinculado” del elemento al que queremos dar referencia: vuelta a la mesa de diseño, opté por la opción que ya había utilizado en LocalizaTodo Fast: el mismo control, pero de dimensiones más contenidas y al lado del elemento en cuestión.

Continuando con el panel de información, he aprovechado para darle un buen repaso por dentro, y ahora se adapta muchísimo mejor a los contenidos y a los tamaños – se acabó el nombre de la mitad de los barcos cortados por ser “demasiado” largos. Esta mejora la “heredará” automáticamente la versión iPhone en su próxima actualización.

LTMPad-02

LTMPad-01

Obviamente, no nos hemos olvidado de los aficionados a los aviones:

LTMPad-03

Queda bastante trabajo todavía para terminar de pulir esta versión, pero aquí están los primeros resultados. Cuando estará disponible? Espero que pronto – solo me queda esperar comentarios acerca de lo que estáis viendo!

Dónde estamos?

Steve (Jobs) tenía razón: el iPad es mágico. Pones 40 unidades en una tienda y desaparecen de golpe…

PlayersEs viernes por la tarde y Vicky y yo salimos de uno de esos centros comerciales llenos de juguetes tecnológicos que tanto me gustan. Íbamos a por algo en concreto, algo que a los dos nos encanta: la nueva entrega de la saga Lego Star Wars. No conseguiré que sea mi artillera de apoyo en Rainbow Six, pero por nada del mundo cambiaría esas tardes que nos pasamos los dos jugando a las sagas de los pequeños muñecos de plástico animados magistralmente por Traveller’s Tales. Casualmente también era el día del lanzamiento en Europa del iPad 2. Y siendo Vicky como es, adicta a su iPad, hicimos el intento de acercarnos por la zona Apple para echar un vistazo al nuevo producto de Apple. Fue totalmente imposible. Una cola de veinte personas esperaban pacientemente que les entregasen sus nuevos iPads, mientras una maraña de gente intentaba (en algunos casos, de forma un tanto agresiva) tocar el maná de Steve que en forma de dos unidades de demostración yacían sobre la mesa – si yo hubiese sido uno de esos iPads, hubiese pasado mucho miedo.

Mientras unos lucen con orgullo su manzanita y otros disfrutan con la inmensa diversidad de sus móviles Android que pululan por todas partes, un tercer participante está oculto en las sombras y no quiere, o no le permiten, asomarse al ruedo: Windows Phone.

Al igual que Vicky no suelta su iPad ni loca, tampoco se te ocurra decirle que le quieres cambiar su LG Optimus 7 por otra cosa. Pero todavía no he visto absolutamente a nadie más (ni siquiera en los círculos “frikis” en los que me muevo) con un teléfono con el nuevo sistema operativo de Microsoft. En las tiendas no hay ninguno, en los mostradores de las operadoras puedes encontrar alguna maqueta si se equivocan y ponen una, y no verás un triste anuncio en televisión o en prensa. Windows Phone 7 no existe para el común de los mortales, a pesar de contar con una base de más de 10000 aplicaciones (y subiendo deprisa, muy deprisa). Me pregunto si será igual en el resto del mundo.

Y mientras espero tranquilamente que la operadora de turno me permita acceder a Nodo en mi HTC Trophy y en el LG de Vicky, pienso en los dos “grandes” del mundo del Smartphone.

Apple tiene, para mi gusto, un hardware absolutamente excepcional. Son bonitos, elegantes (a las mujeres les encantan y eso es un punto francamente importante cuando quieres comprarte un “juguete”, amigo!), y funcionan de maravilla. En cambio en cuanto a software comparte (siempre a mi modo de ver) un “defecto” con su contrincante Android: el concepto “tengo una aplicación para eso”. No va conmigo, que prefiero una experiencia más integrada y que WP7 me provee sobradamente. Pero me parece obvio que, para que unos contendientes tan diferentes se estén disputando a puñetazos el “trono” del “rey del Smartphone” hace falta detrás una plataforma de marketing que sepa hacer su trabajo.

Y eso es lo que parece que Microsoft NO tiene, a pesar de todo el poderío del gigante del software. Estos días veo una caída brutal de precios en dispositivos Windows Phone 7 – prácticamente un 40% menos que hace un par de meses, en los sitios de compra online (si, claro, porque en las tiendas no los tienen y mucho menos libres). Eso, unido a que NoDo para WP7 está listo desde (ejem) el pasado mes de diciembre pero no hay manera de que llegue a nuestros dispositivos y sumado al reciente acuerdo de colaboración con Nokia, me dan que pensar de lo que pueda estar pasando en los despachos.

Por una parte, HTC ve como su mercado basado en el sistema operativo de Windows (con el que siempre han hecho un trabajo excepcional mejorando la experiencia de usuario) se diluye al no poder personalizar el sistema operativo y diferenciarse de sus competidores. Y si el objetivo de la diferenciación es alejarse de Nokia, puede implicar una indecente cantidad de recursos que, simplemente, no compensan el esfuerzo que tendrían que realizar, mientras que su trabajo en Android les ha convertido en el fabricante de referencia de la plataforma. Y otros OEMs con, quizá, menos “poderío” que HTC como son Samsung y LG ven que, de una tarta de la que ya de por sí pueden capturar un trozo bastante pequeño, ahora tienes que compartirla con el nuevo contendiente. Para colmo, ellos no van a tener las facilidades que va a tener Nokia para adaptar la plataforma.

Y no olvidemos a las operadoras. Microsoft no ha conseguido lo que tiene Apple: la capacidad para “saltarse” a las operadoras y llegar directamente a los usuarios con las actualizaciones de sus aparatos. La infraestructura existe, pero no se les permite usarla – las operadoras quieren controlar los dispositivos, básicamente para que, aburrido de esperar una actualización que no llega nunca, te des por vencido y tengas que cambiar de aparato y firmar por otros 12, 18 ó 24 meses de permanencia. Y, por supuesto, que ahora que el personal de las tiendas está perfectamente aleccionado para vender dos plataformas – no sabrían qué hacer con una tercera.

Se quedará Nokia como principal fabricante de móviles Windows Phone 7, junto con algún fabricante chino que apunte al segmento “económico” (el rumoreado Chasis-2)? Abandonarán los demás fabricantes una plataforma que les da prácticamente cero posibilidades de diferenciarse de su competencia? Seguirán las operadoras estrangulando el acceso de Microsoft a los usuarios para que lleguen las actualizaciones?

O eso, o Microsoft tiene preparada una traca con un nuevo móvil y un tablet Windows 8 (no Windows Phone: sólo “WIndows”) con un interface de usuario basado en Metro. Recordemos que Intel, con sus nuevos procesadores Atom, está como loca por entrar en el mercado de los handheld, del que fué desterrada hace mucho tiempo, cuando el mundo decidió que había que usar procesadores ARM. Veremos un tablet capaz de ejecutar Office?

Mientras tanto, los iPads siguen desapareciendo…

Segunda parte: LocalizaTodo 1.2 para iPhone, en camino del AppStore

Si, con un poco de retraso, pero hace unas horas que LocalizaTodo Mobile 1.2 para iPhone ha subido al AppStore.

La verdad es que me ha llevado un poco más de tiempo que el esperado, pero tenía muchas cosas preparadas para esta versión y no pude decidirme a dejar nada fuera… así que me tomé ese par de días “extra” para implementar todo lo que quería y aquí están los resultados. LTM 1.2 para iPhone está en fase de certificación por Apple y en unos días estará disponible.

Qué hay de nuevo?

De todo! El cambio principal es que por fin tenemos detalles de barcos y aviones. Ya desde la pantalla principal se notarán los cambios (más bonito? más feo? decidme cosas!). He intentado compactar la información esencial en el área de información, al mismo tiempo que creo la información que se presenta ahora es más útil que antes. Tambien aparecen los nombres de los barcos y aviones directamente en pantalla en niveles altos de zoom (vamos, cuando hay poquitas cosas en pantalla para no llenarla de carteles que no se pueden leer porque se “pisan” los unos a los otros). Y aparece (si! por fin!) el botón para mostrar detalles (justo encima del ya conocido para obtener el track). Y por supuesto, con soporte completo para las pantallas Retina del iPhone 4:

Screenshot-2011.03.25-13.20.40Screenshot-2011.03.25-13.23.38

y las nuevas vistas de detalles:

Screenshot-2011.03.25-13.20.56Screenshot-2011.03.25-12.25.19

Screenshot-2011.03.25-13.25.22Screenshot-2011.03.25-13.18.44

Y qué MAS hay de nuevo?

Pues incluso más cosas que no se ven directamente… como por ejemplo selectores de unidades métrica, imperial y náutica, o el nuevo formato DMS para las coordenadas (grados, minutos y segundos en lugar de los habituales hasta ahora grados “decimales”).

Y ahora, a por la tercera parte: la versión Android!

Categorías:Apple, Desarrollo, LocalizaTodo

Llega el iPad2

Nuevamente mágico?

Por si alguien no lo ha notado, acaba de ocurrir: Apple acaba de anunciar hace unos minutos la nueva encarnación del iPad: el iPad 2. Y para sorpresa de muchos, fue el mismo Steve Jobs el encargado de ser el anfitrión del evento. Cosa que me alegra, todo dicho sea de paso, porque puede que te guste o no la manera de llevar una compañía, pero siempre será una buena noticia ver a Steve de nuevo sobre un escenario proclamando las maravillas que son capaces de producir en Cupertino.

Yendo a lo técnico, las novedades más relevantes del nuevo iPad son:

  • Nuevo procesador de doble núcleo, el “A5”. No especifican la velocidad a la que correrá, pero si no dicen nada es muy posible que sean dos núcleos a 1 GHz.
  • Dos cámaras, una frontal y una posterior – FaceTime llega al iPad. Podemos asumir que la frontal será de resolución VGA orientada a videoconferencia. La posterior debería tener como mínimo la misma resolución que la del iPhone 4. Qué menos!
  • Más delgado que el actual iPhone 4, 8.8 mm de espesor. Y si, también una ligera reducción de peso.
  • En la presentación tampoco se menciona la cantidad de memoria – podemos esperar 512MB? Las nuevas versiones de iOS incorporan nuevos gestos (con tres dedos) para pasar de una aplicación a otra como si de las páginas de un libro se tratase. Para mantener gran cantidad de aplicaciones en memoria y que el operativo no tenga que cargarlas y descargarlas continuamente sería necesaria esa cantidad extra de RAM.

Pero lo que me parece realmente significativo son dos cosas: la primera, lo pronto que estará disponible en nuestras manos, tan pronto como el 25 de marzo próximo en Europa. Steve quiere ser el primero en salir a la calle con la nueva generación de tablets. Y si siendo el primero no gana mucho, con la política de precios seguro que va a hacer daño a la que ahora pretende ser su competencia: el nuevo iPad costará lo mismo que la versión anterior.

Hasta ahora, el principal argumento de la competencia de Apple al determinar el precio de sus productos era que “son más que un iPad”, particularmente cámaras y procesadores más potentes. Por eso sus precios han sido superiores. Con las nuevas características del iPad 2, un Galaxy Tab se vuelve de repente extremadamente caro. Y el Xoom de Motorola practicamente duplicará el precio de la versión más económica del hardware de Apple.

Así que Jobs se garantiza una entrada en el mercado con el nuevo modelo y, ya de paso, machacar un poco más a la competencia. Si, eso sí es magia.

Categorías:Apple, Noticias