Inicio > Opinión, Windows Phone > Windows Phone 8: vuelta a empezar

Windows Phone 8: vuelta a empezar

De todas las novedades que esperaba descubrir de la presentación del nuevo sistema operativo para móviles de Microsoft, había una que, a pesar de (personalmente) tener casi segura, esperaba no escuchar: los móviles actuales no se podrán actualizar.

La respuesta por parte de los usuarios, tras la presentación de la nueva plataforma por Joe Belfiore en el pasado Windows Phone Summit ni se hizo esperar, ni fue en absoluto amable: he oído de todo, con unos cabreos monumentales de gente que, habiendo comprado un flamante Lumia hace diez días, se entera que no se podrá actualizar a la nueva versión a finales de año. Les comprendo. Mi HTC Titan tampoco.

Joe Belfiore presentando WP8 durante el Windows Phone Summit

Había otra opción?

Seguramente si, pero a un precio desorbitado. Desorbitado no solamente por cuestiones económicas, sino por algo que tiene mucho más valor en el mundo de la tecnología que el dinero: el tiempo. Desarrollar simplemente una plataforma para actualizar el parque actual de Windows Phone 7 a 8 llevaría muchísimos meses de trabajo. No hablamos de “actualizar” un sistema operativo, hablamos de “reemplazarlo”: a nivel interno, el cambio del kernel CE al kernel NT es aproximadamente (y es sólo un símil) como tener un PC con Windows, desmontarlo entero, guardar toda la información, instalar Ubuntu y que todos los documentos y programas sigan funcionando… La posibilidad de problemas es simplemente disparada. Mejor dicho: lo raro sería que no hubiese problemas.

Lo cual no quita para que me digan que mi actual móvil con Windows Phone 7 no puede ejecutar Windows Phone 8. A otro con ese cuento…

512 MB. Tan simple como eso.

Sólo se me ocurre un motivo (sí, sólo uno) para que un móvil actual no pueda ejecutar Windows Phone 8 con más o menos elegancia: la cantidad de memoria.

En ningún momento de la presentación se ha hablado de cuánta memoria van a tener los nuevos teléfonos Windows Phone 8, pero algo me dice que de 1 gigabyte no bajan… y posiblemente serán 2. Hablamos del kernel de Windows 8, y para todas las maravillas que nos habéis adelantado hay que incluir infinidad de componentes del sistema operativo de escritorio: por citar alguno, se me ocurren IPv6, VPN, stack bluetooth mucho más completo, contadores de consumo para redes de pago, NFC de “calibre escritorio”, sistema de archivos NTFS “completo”, con todo lo que ello implica, y encriptación con BitLocker y un largo etcétera.

Todos esos componentes requieren espacio, tanto de almacenamiento como de RAM para su ejecución. El almacenamiento es lo de menos (de los 8GB que llevan los móviles actuales que nos quiten 1 para el sistema operativo no me parece mala opción), pero el problema son esos 512 MB de memoria RAM donde tienen que convivir todos ellos… y las aplicaciones.

Apostaría partes vitales de mi anatomía a que Microsoft ha desarrollado durante un largo tiempo (antes de que Nokia fabricase los prototipos que nos mostraron en el Windows Phone Summit) Windows Phone 8 sobre móviles actuales. Apostaría a que hay “builds” de Windows Phone 8 que corren alegremente en un HTC Titan o en un Nokia Lumia 900. Por qué? Porque simplemente “están a huevo”, son baratos, estables y funcionan de maravilla… Pero donde no cabe todo.

“Pero podrían quitarle cosas…”

Y ahí es dónde tuvieron que tomar una decisión. Si los usuarios hoy predicen que esta acción por parte de Microsoft va a provocar la fragmentación de la plataforma (al igual que ocurre con Android), imaginaos lo que sería si no hubiese dos, sino tres plataformas: la que no podrían ejecutar Windows Phone 8 ni locos (los dispositivos de 256MB como el Lumia 610), la que llevarían una versión reducida (los móviles actuales) y los nuevos móviles con “WP8” nativo. Y prefirieron que fueran dos.

Para colmo, tampoco hay consenso a la hora de elegir qué características dejar fuera de ese supuesto WP8 para móviles actuales. Obviamente el candidato número 1 es la conectividad NFC, pero claro… es que los móviles actuales no tienen radio NFC… así yo también. Porque claro, todos queremos IE10, todos queremos la funcionalidad de empresa, o el poder usar las tarjetas de memoria como almacenamiento masivo… Vamos, que lo queremos todo.

Lo malo es a ver cómo justifican todo ésto cuando salga la primera ROM con WP8 para un móvil actual en XDA Developers… Y saldrá.

Fragmentación?

Es el grito unánime de los usuarios: WP8 va a fragmentar la familia. Pero creo que no por donde parece.

Cual es el principal problema en la adopción de Android 4 (en sabores Ice Cream Sandwich y Jelly Bean)? Las operadoras? Los fabricantes? Realmente no: el problema es el resto de los móviles en uso. Hoy por hoy, Android 2.X sigue siendo el líder indiscutible (aunque afortunadamente empieza a ceder terreno). Si soy desarrollador y quiero vender (o ganar dinero) con mi producto, tengo que apuntar al conjunto de usuarios más amplio posible, así que cual creéis que será la plataforma final a la que apuntar? ICS? No. No me queda más remedio (como ya estoy haciendo) que apuntar a 2.X. Afortunadamente, ya pude dejar de soportar Android 1.X!!

Con iOS pasa algo parecido: LTM Mobile debe seguir funcionando en iOS 4. No porque no quiera utilizar las nuevas funcionalidades, ni porque haya usuarios que no actualicen sus móviles, sino porque no pueden (llamativo el número de iPhone 3G – si, si, 3G, no “3GS”!) que siguen pululando por ahí. Y si subo un poco el escalón, el iPad original tampoco recibirá iOS 6.

Siendo realistas, poco hay de iOS 6 que pueda obligar a descartar a un conjunto de usuarios. Con ICS es un poco más delicado, porque (para mí por lo menos) Android 4 es el primer “Android decente” y por fin dispongo herramientas como la aceleración hardware de gráficos imprescindible para una presentación “del siglo XXI”. Pero no puedo: demasiados 2.X por ahí…

Con WP8 pasará algo parecido. Obviando las aplicaciones que requieran de las nuevas características hardware de los nuevos modelos (NFC, por ejemplo), los desarrolladores tendrán que escoger entre desarrollar para WP7 (que podrá ejecutarse en WP8) o desarrollar sólo para WP8. Teniendo en cuenta el parque de móviles WP8 que habrá allá por los inicios de 2013 (aproximadamente: cero), parece bastante seguro que las nuevas aplicaciones que vayan saliendo seguirán funcionando en nuestros WP7 “clásicos”. Luego llegará la dolorosa (y pesadísima) fase de mantener dos versiones hasta que, por fin, cuando pasen los dichosos 24 meses de permanencia y la gente haya cambiado de móvil, podamos dejar de soportar WP7.

Eso no es “fragmentación”… eso es “ralentización” de una plataforma.

Y Nokia?

Nokia lo está pasando francamente mal. Su cotización en bolsa apenas roza los 2 dólares (en 2007 rascaba los 40) y el anuncio de Microsoft no ha hecho otra cosa que empeorar (si aún cabe) más la situación. Ya es difícil salir adelante con la que está cayendo en la economía mundial, pero hacerlo con un producto que ha nacido “obsoleto” es poco más que un presagio de lo inevitable. Y lo triste del caso es que un teléfono Lumia es de todo menos “obsoleto”: su construcción es excelente, sus funcionalidades más que buenas para un público muy general… pero eso no es lo que manda hoy en día. Hoy, o tienes “lo último de lo último” o no tienes nada. O peor aún: tienes “basura tecnológica”. Obviamente no es el caso, pero la percepción generalizada no es esa.

Nada más anunciarse WP8 y que no habrá actualización para el parque actual, AT&T (principal fuente de distribución del Lumia 900 en Estados Unidos) rebajó su precio de 149 dólares (con 24 meses de permanencia) a 49 dólares. Si eso no se llama “liquidación”, que baje alguien y me lo aclare… Si se produce la ralentización en la adopción de la plataforma (entre el desencanto generalizado y que no haya aplicaciones específicas), Nokia puede encontrarse con que no vende los nuevos WP8 y tampoco los WP7… El panorama no es alentador.

Y ahora, en serio Sr. Belfiore: de verdad que no había otra forma?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: